La primer evidencia del uso de palillos en China data del 1200 A.C. Un set de 6 palillos hecho de bronce. Antes de eso, los hallazgos apuntan a que se utilizaban tenedores hechos de huesos de animales y también cuchillos.

Al principio los palillos solo se utilizaban para cocinar, ya que resultaban más útiles a la hora de alcanzar alimentos en las ollas calientes. Se dice que el cambio de utensilios vino cuando debido a el aumento de población en China el combustible para preparar comida comenzó a escasear por lo que para hacer que los alimentos se cocinaran más rápido eran cortados en trozos pequeños con lo cual que el uso de tenedores y cuchillos dejó de ser necesario.

Confucio también tuvo un rol importante en dejar los cuchillos y tenedores fuera de la mesa. De acuerdo a su filosofía pacifista, los cuchillos y tenedores representaban violencia y guerra, entonces no era adecuado tenerlos durante las comidas.

Pero aún en esa época los palillos no eran utilizados para comer, el utensilio más popular era la cuchara, ya que servía para consumir sorgo, el principal alimento de la población China en ese entonces.

Los palillos llegaron a la mesa durante el siglo I, cuando el trigo se comenzó a popularizar y con la llegada de los molinos y la harina, vinieron los fideos y dumplings, los cuales no se podían llevar a la boca fácilmente con una cuchara.

Los dumplings popularizaron aún más el uso de palillos

Para el siglo X el trigo había superado al sorgo como alimento de mayor consumo y el arroz tenía bastante aceptación por lo que la cuchara termino siendo desplazada completamente por el uso de los palillos.

De China, llegaron a Corea y de ahí a Japón y se extendieron por todo Asia. Países como India, Laos, Myanmar, Tailandia, y Nepal, no los adoptaron pero los utilizan a la hora de comer fideos.